Conoce nuestra

Historia

Castillería respira vida cuyo atractivo secreto es abrir su casa a los demás para que se sientan y se sienten a la mesa como en la suya.

Un oasis

Un inesperado hogar en Santa Lucía/Vejer desde 1994

Un vergel de agua y verdor; aire fresco, aire limpio y aire libre en el semblante pero fuego en el corazón. En sintonía.

En Castillería se oye el crepitar de las llamas y de la brasa de leña carbonizada, allá al fondo, donde la parrilla arde continuamente. Al tiempo, se escucha al ruiseñor y suena la correntía del agua del manantial cercano y de los vientos lejanos que allí dentro se amainan. Todo entra en calma.

Castillería

huele a manantial, a cañaveral, a huerta, a mar también...

pero el regusto del olor del rescoldo y la carne asándose queda imborrable en nuestra memoria olfativa; esa que nos recuerda de donde venimos y lo que somos gracias, así, sin duda, al fuego y la carne. Castillería respira vida.

Castillería
sabe a carne soasada

Sí, sin duda, es su ser principal, pero el gusto a tierras, arenas, corrales y huertos lindantes está vivo en las cebolletas, en las papas, en los trigueros, en las lechugas, en los huevos, en los tomates, en las naranjas, las moras, los higos…frutos naturales del entorno inmediato. 

Castillería se sabe campo.

Juan Valdés
es su alma candente

su parrillero, el señor que guarda el fuego del hogar; esta es su casa. Y de Ani que es la doña del lugar y la dueña de la Sala. Y Juani con ella. Y la familia. Aquí todo queda en casa. También queda en ella la comensalía porque el atractivo secreto no es otro que ese: abrir tu casa a los demás para que se sientan y se sienten a la mesa como en la suya. Personas de suma confianza que saben recibir.

Castillería es maestría

Maestros en el conocimiento de las carnes: los ganados, las razas, sus hechuras, su alimentación, sus despieces, su guarda y maduración, su corte y disposición. 

Expertos en las artes y oficio de la parrilla, del manejo del fuego y el asador: sus tiempos, temperaturas y atemperados.

Sabios en las sabidurías del asado: calentamiento, sellado, soasado, reposo y puntos de cocción.

Juan Valdés es maestro asador al completo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad